Análisis Opinión

Discípulos de Ronald

El Barça es como un saltador que necesita llegar al fondo de la piscina para coger impulso y volver a la superficie. Un equipo descompensado y plagado de jóvenes, jugadores experimentados que les empieza a pesar el competir al máximo nivel, y un entrenador con paupérrimo conocimiento táctico. Por suerte, en mitad de la nada está naciendo una estrella que brilla con luz propia. Su nombre es Ronald. Y por supuesto, no es Koeman.

Ronald Araújo es un jugador con unas condiciones físicas espectaculares, que salen aún más reforzadas por su fortaleza mental. Una máquina de competir a niveles extremos, capaz de brillar y dar una exhibición hasta en los días más negros. Ronald juega su propio partido cada fin de semana; y a un chico con esta ambición y ganas, no hay quién le pare.

En 2018, llegó a Barcelona por casi 5 millones de euros. Una ganga. Junto a Pedri, la mejor operación de Bartomeu en sus años de mandato. Los comienzos casi nunca son fáciles; y para Araújo tampoco lo fueron. Ritmo de circulación muy alto, ‘ronditos’ al primer toque, y aprender una forma de leer los partidos que nunca antes había visto. Estaba más agobiado que ‘Spiderman’ en un descampado. Pero a base de trabajo y más trabajo, sesiones extras al final de cada entrenamiento, y un entrenamiento específico con el balón en los pies, consiguió llamar a las puertas del primer equipo en busca de una oportunidad. Y bendito el día que llegaste, Ronald.

Araújo es el mejor artillero para llevarte a una guerra, o la persona a la que le dejaría las llaves de mi casa si me voy quince días de viaje. Es una máquina de ganar duelos llevándose a los atacantes a la zona dónde es el más fuerte de todos. Como una araña que espera a que su presa quede atrapada en su telaraña, Ronald es letal en la defensa individual.

Es complicado encontrar un defensor más completo que Araújo a su edad. Imperial en los duelos aéreos. Letal en las jugadas a balón parado. Imposible de regatear en el uno contra uno (al menos esa es la sensación que transmite). Y un prodigio defendiendo a campo abierto. Su tren inferior le permite acortar distancias con el defensor, ganar carreras, y robar el balón en el momento que deja al atacante sin posibilidad de ganarle la partida. Podrás verle perder un duelo, y ya es raro. Pero jamás la guerra.

Jerarquía y liderazgo impropio de un jugador de tan solo 22 años que aún no llega a las 40 titularidades en el fútbol de élite. De admirar que, en un equipo donde comparte vestuario con jugadores que han rendido a gran nivel como Piqué, Lenglet, o Umtiti, se ha autoproclamado el dueño de la defensa.

Ronald es uno de los proyectos más estimulantes que tiene el Barça a corto y largo plazo. Si consigue mejorar su juego con los pies, y los balones en largo, estaremos hablando de uno de los mejores, y más completos, centrales del mundo sin lugar a dudas. Aquellos que seguimos al uruguayo desde sus inicios en Barcelona, sabemos que esta mejora empezó en 2018, y cada vez le vemos más cómodo con la posesión. Es un diamante en bruto a medio pulir.

Jamás entenderé a aquellos que se atreven a decir que no es un central que encaje en el equipo. Es una mentira, y muy grande además. No solo es que sirva, sino que será el líder de la zaga durante los próximos 10 años si nada se tuerce. En una época dónde las dudas y la incertidumbre vence a las certezas, y la falta de solidez te dificulta competir al nivel esperado, el Barça es más Barça con Araújo.

Daniel Ortega.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: