Crónicas

LA CRÓNICA DE ‘EL CLÁSICO’: EL VAR NOQUEA AL BARÇA Y ALIVIA AL MADRID

Llegaba la hora de ‘El Clásico’ y el FC Barcelona lo hacía como favorito por delante del Real Madrid. Pero claro, ya sabemos que en estos partidos no hay nada escrito y hoy se evidenció una vez más. Los de Zidane se impusieron en el Camp Nou y consiguen alejar los fantasmas provocados por las derrotas ante el Cádiz en Liga y ante el Shaktar en Champions. Por el otro lado, las buenas sensaciones de los blaugranas tras la goleada del pasado martes se ven frenadas por esta derrota.

Este Clásico llegaba en la quinta jornada y suponía un punto de inflexión para ambos equipos más que por la obligación de ganar los tres puntos, por la necesidad de recibir el chute de energía que supone vencer al máximo rival en este encuentro tan especial.

Koeman fue valiente y apostó por la ‘meritocracia’ a la hora de hacer la alineación para este partido. Sentó a Griezmann y puso a Pedri por la derecha. El holandés alineó a Pedri, a Dest y a Ansu Fati; tres jugadores que sumadas sus edades no llegan a los 60 años. Muchos entrenadores en la última época han hablado de los jóvenes pero nadie se había atrevido a confiar en ellos, y cuando por fin llega alguien sin complejos como Ronald, el culé se ilusiona antes de que empiece el partido.

El partido empezó de manera fulgurante con un gol para cada equipo antes de que se cumpliesen los diez minutos de partido. Valverde aprovechó el hueco que dejó Piqué a su espalda para adelantar a los blancos. Poco después, Messi y Jordi Alba conectaban con su clásica jugada en la que el lateral acababa asistiendo a Ansu Fati para igualar la contienda. El joven de 17 años se estrenó en un Clásico y esta temporada es el máximo goleador del equipo. Este niño no para de darnos alegrías.

El Barça se repuso rápidamente y cuajó una buena primera parte con Leo Messi a la cabeza. El argentino estuvo muy enchufado en los primeros 45 minutos, trabajando en defensa y siendo un quebradero de cabeza para la defensa y para Courtois que tuvo que hacer una aparición estelar ante un disparo muy cercano de Leo.

Los que no pudieron hacer una buena actuación en esta primera parte fueron Coutinho y Pedri. En este partido fueron desplazados a las bandas con Messi en la mediapunta y estos jugadores pierden mucho anclado en los extremos. Ambos hicieron buen trabajo a nivel defensivo pero les costó demasiado entrar en el juego de ataque para sumar con su calidad.

En general, un buen Barça en la primera parte que fue creciendo desde el gol de Ansu y que dominó al Madrid pero sin pasar del empate a uno.

EL VAR NOQUEÓ AL BARÇA…

Tras el descanso, el Barça sí que consiguió llegar a la portería rival del Madrid pero sin acierto. El 2-1 parecía más cerca que el 1-2 pero llegó la jugada que decantó la balanza del partido. Cayó Ramos dentro del área en un balón colgado por un agarrón de Lenglet que Martínez Munuera castigó con penalti después de consultar con el VAR. El barcelonismo está muy molesto con respecto a esta jugada por dos motivos. El primero es la pasmosa facilidad que tienen los árbitros para señalar penalti a favor de los blancos en cualquier pequeño lance del juego. Lo segundo es la desigualdad que supone que el árbitro decidiese revisar ese penalti interpretable en el área del Barça y no en el penalti interpretable de Casemiro en el área del Madrid en la primera parte. Parece que el criterio no es el mismo cuando una jugada dudosa susceptible de castigo ocurre en un área o en la otra.

A partir de esta jugada que supuso el 1-2, el Barça no supo reaccionar. Pese a la falta de desborde y de ideas en ataque, Koeman no decidió hacer hasta el minuto 75. Hizo tres cambios ofensivos de una tacada que no consiguieron cambiar el panorama. Lo que Koeman gana con el planteamiento previo al partido, lo pierde en su transcurso demostrando poca capacidad de reacción para hacer que el equipo despertase.

El Barça se echó al ataque pero sin demasiada clarividencia. Tampoco ayudó que Koeman se quedase con De Jong como único mediocampista para introducir la mayor cantidad de delanteros. Mucha artillería arriba pero pocos recursos para llegar con claridad al área del Madrid. Finalmente, Modric acabaría poniendo el definitivo 1-3 en el 90′ con un gol tirando de registros para esperar al momento adecuado y acabar definiendo con el exterior.

En conclusión, un buen Barça antes del ploémico penalti y un Barça sin capacidad de reacción al final. El Barça de Koeman está carburando y hay todavía hay que darle tiempo. Ahora, a pensar en la visita a Turín del miércoles para jugar contra la Juventus en Champions.

DAVID REDONDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: