Información

A LISBOA… CON LO JUSTO

El Barça cumplió y certificó su pase a cuartos de final con la victoria ante el Napoli. Los de Setién viajarán a Lisboa para disputar la final a ocho de la que saldrá el ganador de esta edición de la Champions League. El partido de ayer sirve para clasificarse pero no para ser optimistas de cara a la fase final que se disputará en la capital portuguesa.

El juego del equipo fue muy irregular durante todo el partido. Un fútbol a ráfagas pero que fue suficiente para superar a un Napoli que empezó fuerte y que pudo adelantarse pero que después no aguantó los golpes del Barça y eso declinó la balanza de la eliminatoria.

En los primeros minutos de partido Mertens estrelló el balón el el palo. El Napoli dominaba y tenía la posesión pero no consiguió materializar, lo que sí hizo el Barça sin tener el control del partido. Un cabezazo de Lenglet a la salida de un córner adelantó a los de Setién.

Después del 1-0 empezaría el festival de Leo Messi, ese que nunca aparece en los momentos importantes. Con una jugada maradoniana dentro del área casi en el suelo anotó el 2-0, después marcó otro gol pero fue anulado por mano dudosa y por último provocó un penalti que le dejó renqueante y que Suárez convirtió para poner el 3-0.

Cuando parecía que la primera parte iba a terminar con tres goles de ventaja para los blaugranas, Rakitic cometió un penalti muy infantil que convirtió Insigne para que el marcador antes del descanso fuese de 3-1.

En la segunda parte el Barça pudo mantener el resultado en la segunda parte que le clasificó para cuartos. El rendimiento del conjunto blaugrana en esta segunda parte fue muy mejorable. La nota positiva fue De Jong, el holandés dio un paso adelante y firmó un partidazo. El Barça sufrió e incluso los napolitanos anotaron un gol que de no ser anulado habría provocado un final de partido apoteosico en el Camp Nou. Además, la gestión de los cambios por parte de Setén no ayudó a mejorar la situación en una segunda parte muy mala por parte del Barça.

Ni Riqui Puig ni Ansu Fati tuvieron minutos ayer después de que no pudiesen ayudar a sus compañeros en el playoff de ascenso. Viendo la mal actuación de Suárez y Rakitic es difícil de entender que dos jugadores que venían dando tan buen rendimiento como Riqui y Ansu no tuviesen la oportunidad de jugar ni un minuto en un partido en el que el equipo requería de su frescura.

Lo importante al fin y al cabo es que el Barça jugará los cuartos de final ante el Bayern de Múnich el próximo viernes. El conjunto bávaro se impuso en su eliminatoria ante el Chelsea 7-1 en el global. El Bayern ha demostrado una autoridad en Bundesliga y en Champions que hace temer a los culés de cara a esos cuartos de final.

Estamos a tres partidos de alzarnos con la que sería nuestro sexto título de Champions y por muy difícil que se presente, con Messi en el equipo todo es posible. La plantilla y la afición tenemos que mentalizarnos de que hay que darlo todo en lo poco que queda para conseguir por fin esa linda copa tan ansiada por el club.

DAVID REDONDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: